Ribadesella

Ribadesella, la playa de los Picos de Europa

En Ribadesella no tendrás que elegir entre mar y montaña por que lo podrás tener todo, villa marinera, puerto deportivo, playa, montaña,..

Al estar situado en primera línea de playa, el Hotel Don Pepe es un ubicación ideal para disfrutar del mar. Muy cerca del hotel se ecuentran las famosas cuevas con arte rupestre de Tito Bustillo, y en la costa cercana se pueden ver numerosos rastros y huellas de dinosaurio. A Oviedo, Gijón y Santander se accede en poco más de 45 minutos de coche. A los Picos de Europa en apenas 35 minutos. La playa de Santa Marina conforma junto a su entorno un peculiar paisaje urbano donde el mar se confunde con las construcciones modernistas de la orilla.

La playa de Santa Marina es mucho más que arena y agua. A vista de pájaro el marco es espectacular, bordeado por altas cimas, como la Sierra del Sueve, que van descendiendo hasta el nivel del mar. Cercano a la playa, lugar donde desemboca, el río Sella dibuja un delta con aquella dotándola de dimensiones náuticas. Con un kilómetro y medio de longitud, la playa reúne en armonía historia, patrimonio, turismo rural y ecológico.

El paisaje atípico y único que la rodea es fruto de su pasado, que ha transformado su perfil en una estampa única y sorprendente donde las villas, palacetes y chalets se combinan entre sí sin resultar discordantes con su entorno. Fue durante los siglos XIX y XX cuando gran parte de los emigrantes asturianos a América regresaron con una considerable fortuna para construir mansiones con cierto aire tropical, las llamadas casas de indianos, que salpican el paseo de la playa, a las que se fueron añadiendo construcciones modernistas, sin que éste perdiera su encanto.

Con una gran presencia surfera, esta preciosa playa en forma de concha ofrece elementos de disfrute en todas las estaciones. El paseo bordea el amplio arco de la playa, permitiendo admirar la arquitectura modernista. En la misma zona de la playa se encuentra una marisma de gran interés ecológico, el Parque Natural del Malecón, donde una hermosa senda ha sido habilitada para uso público.